Todos nosotros hemos sufrido alguna vez el ruido ocasionado por nuestros vecinos o por aquellas personas que compartimos un edificio. Algunos de estos problemas son aquellas pisadas que suenan con demasía, arrastre de muebles, golpes que suenan en las paredes etc.

aplicación malla acustica

La contaminación acústica representa uno de los principales problemas que más afecta a la calidad de vida de las personas, produciendo una serie de efectos nocivos a nivel fisiológico o psicológico como el estrés, la falta de sueño o alteraciones en la concentración.

El uso de material acústico es la solución perfecta para garantizar un clima acústico favorable en la vida de las personas. En este artículo hablaremos de materiales acuáticos clasificados como no tejidos mezcladas con fibra e inocuas para la salud de las personas.

Estas son algunas de las razones por las que apostar por materiales de aislamiento acústico:

  • Es resistente a los desgarros y las cizalladuras.
  • Excelente prestaciones de reducción de nivel de presión sonora de impactos.
  • Debido a que es un material transpirable y permeable, permite un secado rápido y un agarre total con el resto de superficies en contacto.
  • Se seca de manera muy rápida, por tanto evita humedades y fluorescencias en los pavimentos.
  • Es apto para colocar bajo el gres, parqué, mármol, materiales cerámicos o cualquier otro tipo de superficie.

A continuación se detallan los pasos a seguir para la correcta instalación del material de aislamiento acústico para disminuir el efecto de golpes y pisadas:

  1. El aislamiento al ruido de impacto debe realizarse en la operación de los diferentes niveles de recrecimiento o en la operación previa a la colocación del acabado final de la pared y el suelo.
  2. Antes y durante la colocación del material de aislamiento acústico se debe mantener la superficie completamente limpia y libre de obstáculos. No se necesita ningún tipo de herramienta especial para su manipulación ya que se corta fácilmente con cuchilla o tijeras.
  3. El embalaje de los rollos/paneles varía según la cantidad y el destino. Se debe almacenar en lugar resguardado de la intemperie, no tiene que estar en contacto con los rayos del sol.
  4. Una vez estabilizado el suelo y sin restos de materiales, se debe cortar el material de aislamiento acústico en las dimensiones que se consideren necesarias.
  5. Seguidamente, tenemos que extender el aislante sobre la totalidad del suelo, teniendo en cuenta que se debe dejar en los encuentros con las paredes 20 cm para solapar con la banda perimetral. Es un aislante que presenta las mismas características en ambas caras y por lo tanto no se requiere ningún tipo de marcado adicional en su colocación.
  6. Es muy importante evitar la formación de arrugas y bolsas de aire ya que en caso de haberlas, se deben eliminar.
  7. En suelos de parqué, los paneles se yuxtapondrán fijándose con los autoadhesivos. En suelos de forjado se realizará un solapado de las láminas de unos 10 cm en los bordes, repitiendo la operación en las bajantes que puedan atravesar el forjado.
  1. En la siguiente fase aplicaremos un autoadhesivo para soldar las juntas y de esta forma fijar con las paredes.
  1. Inmediatamente se puede empezar a colocar el parqué o la capa de recrecido. Finalmente dejaremos fraguar el recrecido de mortero para evitar problemas en la ejecución del acabado.