Los taludes son elementos que confieren problemas como deslizamientos, erosión o, inclusive, la erosión del mismo. Dentro de la comparativa entre taludes, los artificiales apenas generan problemas de deslizamientos, en cambio los taludes naturales ocasionan problemas como las fallas de terreno, problemas en la napa freática, inclinación en su pendiente natural etc.

geomallas

La erosión de los factores puede venir de muchas formas, pero estas son las más comunes:

  • Desnivel del talud
  • Agua por lluvia o subterránea
  • Escurrimiento sobre la superficie del terreno
  • El número de surcos y torrentes que se forman
  • Permeabilidad y porosidad del talud
  • Clima extremo: sequía e inundación
  • Intensidad del viento en la zona

Un aspecto clave a la hora de diseñar un talud es realizar un análisis previo de aquellas condiciones que lo afectan, ya sean geológicas, ambientales e hidrográficas, con el objeto de asegurarnos de la estabilidad del talud una vez construido.

Existen materiales que aseguran la correcta puesta en marcha de los taludes con el fin de asegurar la estabilidad del mismo. Estos materiales son las geomallas, capaces de evitar o al menos disminuir el efecto de la erosión. Llamamos malla volumétrica al material formado por tres mallas combinadas, una de polipropileno (PP), actuando como base del conjunto y las otras mallas de alta densidad (PEAD) forman su estructura tridimensional.

Estas son las ventajas de instalar geomallas en taludes para evitar la erosión:

  • Su instalación es poco dificultoso, incluso en condiciones climatológicas adversas
  • Ayuda a la formación de enraizamiento regenerando especies vegetales
  • Incremento de la capacidad de filtración y nutrientes permitiendo el paso del agua
  • Disminución del impacto en el medio ambiente

Estos son los pasos para la correcta instalación de las geomallas en taludes:

  1. Realizar acciones de acondicionamiento antes de la colocación de la malla volumétrica, en las cuales se eliminan los desniveles y cárcavas que pueden estar presentes en el talud.
  2. La instalación de las geomallas se ejecutarán desde la parte superior del talud
  3. se debe habilitar de una zanja para anclar la malla, a una distancia no menor a 1 metro del borde del talud, de 20 cm de ancho por 20 cm de profundidad.
  4. La malla volumétrica se fijará en el interior de la zanja con piquetas de sujeción. El siguiente paso, consistirá en rellenar la zanja compactándola para aumentar su resistencia.
  5. La zanja de sujeción de la malla volumétrica contendrá anclajes de 1 por m²
  6. Continuando con la instalación, se debe desenrollar el material sobre el talud siguiendo el sentido de la bajada del talud cuando haya sido colocada y asegurada la malla.
  7. El material deberá superponerse entre 10 y 20 cm entre rollos. Del mismo modo, debemos colocar piquetas de unión a una distancia de 1 metro. En el caso de solapes al final de un rollo y el inicio del siguiente, el solape debe ser de 100 cm debiéndose reforzar con más piquetas de anclaje incrementando la densidad a 2 por metro cuadrado.
  8. Casi hemos terminado. Una vez cubierto el paso anterior, de tiene que elaborar una evaluación del estado de las piquetas de unión entre rollos.
  9. Una vez realizado el examen o proceso de inspección, es hora de cubrir el talud con sustrato o hidrosiembra para la regeneración de la cubierta vegetal