En el caso de herrajes que se van a afianzar en partes metálicas, como jambas o puertas, los más convenientes son los hechos a medida. Estos se fabrican con una tolerancia de variación mínima a fin de que coincidan exactamente con los dibujos presentados por el fabricante.

herrajes-diseño

Los tamaños, formas, ubicaciones y diámetros de las perforaciones de este tipo de herrajes deben ajustarse con precisión a los dibujos y planos, para lograr el acoplamiento perfecto de todas las partes relacionadas y de este modo obtener una decoración a acorde a lo planeado. En el caso de las bisagras o charnelas, los agujeros, taladrados conforme a un patrón, generalmente están dispuestos en forma de media luna.

Por lo común, sólo algunas líneas ordinarias de herrajes se fabrican a la medida, sea por tratarse de un pedido especial, para adecuarlos a todo el diseño que han planeado los propietarios para su edificación o de la producción comercial ordinaria. Los herrajes comunes y corrientes presentan ciertas variaciones y es probable que no encajen en un resaque labrado con molde o patrón.

Cuando los herrajes van sobre puertas de madera o forradas con metal, no es necesario taladrar los agujeros con patrón; basta con usar herrajes ordinarios de un solo tipo y acabado. En general, no existen diferencias de precio entre los herrajes ordinarios y los hechos a medida.

Los herrajes hechos a la medida son de por si exclusivos y pueden servir para hacer un diseño de interiores más original y acorde a los gustos del propietario.