Cuando el concreto es sometido a una carga, primero sufre una información elástica cuya magnitud es proporcional a la carga y a la elasticidad de aquel. Sin embargo, cuando la carga permanece en su sitio durante un lapso prolongado, la deformación aumenta de una forma gradual con el tiempo. Esta deformación en condiciones de carga recibe el nombre de fluencia o flujo plástico.

Resistencia-Concreto

El fenómeno prosigue durante un periodo indefinido; incluso se han realizado cuantificaciones durante lapsos de más de diez años. No obstante, el ritmo de fluencia es cada vez más lento y va aproximándose a un valor límite. Al parecer, la magnitud de la fluencia al alcanzarse este valor limite es igual a una a tres veces magnitud de la deformación elástica.

En general, más del 50% de la fluencia última ocurre durante los primeros tres meses después de la aplicación de la carga. Luego de retirar dicha carga, se produce una inmediata recuperación elástica, a la que sigue una recuperación plástica de menor magnitud que la fluencia ocurrida.