Los pasos usuales en la planificación de un sistema de eliminación de aguas de desecho son:

sistema de drenaje

  • Obtención de un plano del alcantarillado en el sitio de construcción.
  • Obtención de los planos arquitectónicos y estructurales preliminares de la planta y cortes sanitarios del edificio.
  • Tabulación de los datos conocidos y estimados de ocupación, incluidos entre éstos el número de personas, su sexo, horarios de trabajo y detalles pertinentes sobre cualquier proceso de fabricación que se vaya a efectuar en el edificio.
  • Obtención de copias de la última edición del reglamento aplicable.
  • Diseño del sistema conforme a las recomendaciones del reglamento vigente.
  • Obtención de la aprobación del diseño por parte de las autoridades locales, antes de iniciar la construcción.

El plano de instalaciones de fontanería de la figura 19-11 muestra los principales elementos necesarios en un sistema de este tipo. Los equipos sanitarios (lavabos, excusados, tinas, regaderas, etc.) se ubican según convenga en cada piso del edificio.

Cada uno de los equipos sanitarios tiene un tubo vertical de drenaje o de aguas negras, una ventila o tubo vertical de ventilación y un sifón inodoro, como se muestra en la figura 19-11. Los tubos de evacuación conducen los desechos sólidos y líquidos de uno o más equipos sanitarios a un drenaje general, ubicado en el sótano o los muros del edificio. Cada tubo vertical de ventilación termina en un montante de ventilación que asoma por arriba del techo del edificio y puede tener conectados o no ramales de ventilación. Los tubos de ventilación y las ventilas permiten la entrada de aire fresco al sistema de drenaje, con lo que se disipan los gases presentes y se equilibra la presión en los diversos ramales.

Los sifones inodoros de cada equipo sanitario tienen un sello hidráulico que evita la entrada de gases del alcantarillado a las áreas de trabajo y vivienda. El drenaje general transporta la descarga de los diversos tubos al sifón inodoro general, que está provisto de ventilación propia. Entre el sifón general y el alcantarillado público, o alguna otra tubería de alcantarillado principal, está la alcantarilla del edificio. Esta se sitúa por fuera de la construcción, mientras que el sifón todavía está por dentro de los muros del edificio. Cuando el drenaje de un edificio corre por debajo del nivel de alcantarillado público, es- necesario hacer algunos ajustes para elevar las aguas de desecho al nivel apropiado. Esto puede lograrse si se hace que el drenaje del edificio se vacíe en un pozo de drenaje, del que las aguas de desecho se conducen al alcantarillado público mediante un expulsor neumático o una bomba.

Fuente: Tyler G. Hicks. Fontanería