Un concreto de calidad depende en gran medida de una buena elección de los materiales, como también una buena dosificación. El valor de la resistencia a compresión aumenta, al disminuir la relación agua-cemento.

Calidad-Concreto

Una dosificación del concreto adecuada, tendría como resultado la resistencia y durabilidad que requiere el hormigón, para que pueda cumplir con los requerimientos necesarios que fueron previstos en los cálculos estructurales de la edificación.

La cantidad de cemento, agua y áridos que requiere el concreto, debemos de tenerlo bien claro a la preparar las mezclas de hormigón. Es uno de los problemas que se presentan los ingenieros civiles de hoy día, ya que no tienen una noción de que cantidad de materiales deben de utilizar para que la calidad del concreto sea óptima. Aunque también la poca supervisión a la hora de que los trabajadores hacen las mezclas, pueden ocasionar una mala calidad del mismo.

Existen diferentes tablas y plantillas de Excel que nos ayudan a emplear una dosificación del concreto correcta, en donde podremos saber qué cantidad de cemento y demás materiales a utilizar si queremos obtener un hormigón de f´c = 180 kg/cm2, 210kg/cm2 u otra calidad que requieran los cálculos de la estructura.