La biomalla es un elemento o material fabricado por un agregados naturales cuya principal función es la de dar solución a los problemas en taludes. Se caracteriza por ser una material 100% natural, es decir no contamina. Estos son los principales elementos por los que está compuesta:

aplicaciones-biomalla

  • Fibras naturales de coco totalmente cruzadas entre sí.
  • Fibras naturales de heno y coco unidas mecánicamente por una malla de polipropileno fotodegradable.

Dentro de las biomallas, la más usada es aquella formada únicamente por fibras de coco ya que entre otras cosas, su impacto medioambiental es nulo. Por lo tanto, nos centraremos en sus aplicaciones y funciones:

  • La malla natural se coloca fácilmente en zonas con morfología diversa gracias a la gran adaptabilidad de la red orgánica de coco.
  • Permite la puesta de un sustrato vegetal, en otras palabras, fijar especies vegetales permitiendo una mejoría del enraizamiento y por consiguiente aumenta el contenido en materia orgánica.
  • Respeto del medio ambiente, reduciendo considerablemente el impacto ambiental.
  • Conservación del suelo por el paso de agua y a su vez permitiendo el paso de otros líquidos por medio de un material geotextil o similar.
  • Limita los desperfectos sobre un material o elemento gracias por medio de un geotextil o producto semejante.
  • Imposibilita o limita la mezcla de materiales de distinta naturaleza mediante el uso de un geotextil o producto con características similares.
  • Evita la erosión por medio de la utilización de un geotextil o producto similar, con el objeto de impedir, como por ejemplo, movimiento en el suelo en una zona inclinada.

Estas son las aplicaciones que presenta la biomalla en la instalación de taludes:

  • Control de malas hierbas: la instalación de biomallas en zonas ajardinadas concibe un aporte de material orgánico impidiendo el desarrollo de plantas herbáceas invasoras.

 

  • Germinación: el uso de geomallas mejora la acción de la germinación gracias a la capacidad de retención del agua en el suelo y en la aportación de materia orgánica.

 

  • Biodegradable: es adecuada en la instalación de la cubierta vegetal mejorando las características del suelo debido a su capacidad de biodegradación.

 

  • Resistencia: la instalación de la biomalla mejora las cualidades del suelo con respecto a la tracción.

 

  • Drenaje: permite la infiltración del agua permitiendo un mejor drenaje.

 

  • Mantenimiento de cunetas: al instalar una biomalla conseguiremos reducir las áreas de drenaje al reducir la cantidad de suelo que se desprende reduciendo los costes de mantenimiento.

 

  • Adaptabilidad: las características de la biomalla hacen posible colocarlas en diferentes tipos de taludes con distribuciones distintas y en zonas ajardinadas con inclinación de terreno.

 

  • Regeneración: controla la pérdida del suelo, evita desprendimientos y posibilita la regeneración de zonas verdes estropeadas.

 

  • Enraizamiento: la biomalla posibilita el enraizamiento y el desarrollo vegetal debido a la capacidad de retención de agua en el suelo y el aporte de materia orgánica.

 

  • Desprendimientos: la biomalla instalada en taludes cercanos a las carreteras, impide desprendimientos y aumenta la estabilidad de los mismos.